Páginas

martes, 28 de febrero de 2012

Rompiendo mitos

Para demostrar mi existencia , di a luz, en medio de la arena circense, a mis dos niños cíclopes. Hubieran sido un buen reclamo, de no ser porque ellos también son invisibles.


23 comentarios:

  1. Y el cuarto; se trataba de escribir un microrrelato donde se nos daba un escenario (actuación circense) , debiendo ser escrito bajo el punto de vista del personaje involucrado en la escena ( yo escogí la mujer invisible que aunque no era de los personajes propuestos, siento una predilección especial).

    ResponderEliminar
  2. Buena vuelta de tuerca... Muy chulo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Lo fantástico me encanta y lo extraño y lo irreal.

      Un abrazo Pedro

      Eliminar
  4. Dejas una imagen preciosa al final de tu micro, sirve para que el lector revolotee con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un ancentral truco de magia Adivín, a veces sale y otras no, pero siempre se intenta (dejar una imagen al final, y si es bella mejor que mejor).

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Ángeles, a no ser que esté equivocado, que puede ser, aún no es definitiva tu derrota. Espero que sea así y sigas publicando nuevos micros de las Microjustas en esta edición.

    Este micro tiene su encanto, pues la imagen que propones no deja de ser potente a pesar de ser fantástica.

    Un abrazo y espero estar en lo cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah no?, vaya y yo quitandome el disfraz. Bueno pensándolo, si el juez que falta da un voto a mi micro, estaría empatada...esperaremos a ver qué pasa. Gracias por avisar, no había caido en esa remota posibilidad.
      Un abrazo Nicolás

      Eliminar
  6. Fantástico, deja una imagen muy poderosa.

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Dos cíclopes invisibles, hijos de madre invisible y padre... Cómo sería ese fecundación?
    Abrazos, Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda (o con ella) el padre era cíclope, para que luego digan que con un ojo se ve sólo la mitad, este en todo caso, vió lo invisible, y es que tenía mucho ojo!.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Cachissss...Tanto esfuerzo para nada

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  9. Desde que lo leí en las microjustas me enamoró este micro. Lo encuentro de una delicadeza sublime.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Muy buena vuelta de tuerca, me ha gustado mucho esta pirueta circense-literaria.

    ResponderEliminar
  11. Pequeños detalles que se pasan por alto.

    ResponderEliminar
  12. ¡Aupa, Cassiopea! Segundo asalto frente al Sr. Holanda. Qué maravilla de final, pase lo que pase, los micros van a ser de campeonato, quiero decir de macrojustas.

    ResponderEliminar
  13. Estoy con Elisa. El final es muy bueno. Todo el micro es genial.

    ResponderEliminar
  14. Estupenda e irónica, me quito la boina ante tanta creatividad.

    ResponderEliminar