Páginas

jueves, 28 de julio de 2011

Hecho realidad





Acabo de llegar a casa después de un día de trabajo y me dispongo a realizar las tareas del hogar. He lavado en agua fría mis pasiones para que no encojan y he tendido mis problemas en el balcón para que el aire de la sierra seque mis indecisiones. He pasado la mopa por mis sueños para quitar esas pelusas con las que suelo tropezar. Se puede decir, en términos coloquiales, que he planchado una a una mis costumbres, como a tí te gusta, rociándolas con unas gotas de azar.
Ya, por la noche, llegas a casa cansada después de un día de trabajo. Te pones a lavar, tender, barrer y fregar mientras me dices a gritos que es imposible vivir así, conmigo. Pero, cariño, ¿ no dijiste que yo era un sueño?


*Microrrelato viajero para Ana Vidal

11 comentarios:

  1. Ángeles me encanto cuando lo leí en la postal.
    Y ahora al releerlo lo he saboreado más.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  2. Qué chulo está quedando el verano gracias a los micros viajeros!!!
    Abrazos reales y soñados

    ResponderEliminar
  3. Como le dije a Ana, una preciosidad.

    ResponderEliminar
  4. Un buen texto, Ángeles. Te leo y me doy cuenta de que tu prosa va tomando densidad sin perder frescura. Yo diría que ese es el buen camino.
    Abrazos fuertes,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  5. Es precioso. Que triste los sueños que mutan en pesadillas al hacerse realidad
    saludillos

    ResponderEliminar
  6. Una ilustración preciosa. Ahora ya no sé si me gusta más este o la postal.

    ResponderEliminar
  7. Ángeles me gusta la cotidianidad con que vas adentrando en el micro. Ese hombre o mujer en paro, supongo que no puede darle lo que desea a esa persona que trabaja.
    Hoy en día, por desgracia, por las crisis está ocurriendo mucho.
    Me ha gustado mucho las palabras que has escogido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Qué lindo micro, Ángeles
    Un gusto leerlo!

    Besos

    ResponderEliminar
  9. jaja, como dice el plovelbio chino, ten cuidado con lo que deseas, polque puede hacelse lealidad...

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hay que ver, estos hombres, cómo son. Me gustó.

    Besos nocturnos.

    ResponderEliminar